6 formas de hacer un regalo a un cliente.

6 formas de hacer un regalo a un cliente.

Un regalo es una forma estupenda de aportar al cliente un valor directo, y puede tener el poder de diferenciarnos de nuestra competencia estableciendo un fuerte vínculo personal y emocional.

Pero, ¿sabes cuál es la mayor dificultad para una empresa al hacer un regalo? ¡Que el regalo sea visto como tal! Lo explicamos con más detalle en este artículo.

¿Qué convierte a un producto en un regalo?

Para que un cliente perciba un regalo por parte de una empresa como algo genuino debe cumplirse una condición fundamental: el regalo debe comunicar el mensaje “esto sí es personal, no son negocios”. Al contrario de la típica frase cinematográfica.

La personalización tiene mucho que ver con la capacidad de la empresa de encontrar el objeto adecuado, pero la forma de presentar este objeto va a tener mucho más peso.

En Imprenta Las Nieves, trabajamos con tecnología digital y procesos artesanales para crear soluciones de impresión que dan a nuestros clientes la posibilidad de personalizar el regalo de empresa con opciones que muchos no consideran siquiera una posibilidad.

Hemos dedicado un artículo para describir generalmente estas técnicas de personalización de regalos.

Pero en esta ocasión queremos ver las posibilidades que ofrecen estas técnicas a la empresa para que con ellas pueda fortalecer su vínculo emocional con los clientes.

1. Papel de regalo personalizado.

Hay muchos tipos de papel de regalo en el mercado. Muchos de ellos pueden darle un toque de distinción a tu regalo. Pero la personalización del papel con los textos, iconos o imágenes que sean más relevantes para tu cliente pueden hacer que la experiencia de recibir un regalo de la empresa sea única y exclusiva.

Muchas empresas cometerán en este punto el error básico que nosotros, con muchos años de experiencia ayudándolas con su publicidad y papelería corporativa, intentamos evitar siempre que podemos. Repetir el logotipo de la empresa hasta el infinito en un papel de regalo no es la mejor forma de aprovechar la oportunidad de comunicarse con el cliente que permite esta posibilidad.

Que la marca debe aparecer es indiscutible, pero la presencia de la marca puede adaptarse incluso al producto que vaya a ser envuelto y estar acompañada de una imagen que evoque los valores que compartimos con nuestros clientes y que tienen significado para ellos.

2. Etiquetas personalizadas.

Si el producto no es de por sí fácil de envolver en papel, las etiquetas, agujereadas para ser atadas al regalo de alguna forma, pueden aportar la solución perfecta para personalizarlo.

La posibilidad de imprimir una variedad de ellas de forma más económica (se producen de forma parecida a una tarjeta de visita) y la opción que ofrece de utilizar una de las caras para incluir una dedicatoria a mano hacen que esta opción pueda ser las más adecuada en muchos casos.

Navidad - etiquetas-04.jpg

3. Tarjetas de felicitación de diseño.

Imprimir una tarjeta de felicitación con un diseño personalizado es una opción muy asequible.

La propia tarjeta, con su mensaje, no es un regalo de mucho valor en sí mismo. Pero si se ha elegido esta forma de mantener la relación con los clientes, dedicar un poco de atención al diseño puede influir mucho en la imagen que estos van a percibir de la empresa.

Optar por una solución estándar sin personalizar puede generar incluso un efecto negativo.

4. Calendarios con fechas personales.

Hay fechas que sean especiales en tu empresa, que tenga sentido mantenerlas presentes para tus clientes o que ellos estén interesados en recordar.

El típico calendario con los festivos nacionales y las fases de la luna, no aporta nada nuevo. Pero si ofrecemos un calendario en el que estén señaladas las fechas que tengan un significado especial para nuestros clientes, este regalo es un obsequio muy valioso en relación a su coste.

5. Barajas, tarjetas y colecciones.

Hay muchos juegos, a parte de la típica baraja de naipes, que utilizan como soporte una colección de tarjetas impresas. Si tu empresa tiene cierto carácter lúdico o recreativo, o si tus clientes se sienten atraídos por algún tipo de juego en particular, este tipo de regalo ofrece una oportunidad sin comparación de establecer un poderoso vínculo emocional.

El abanico de opciones que permite este recurso es enorme, si sabemos sacarle provecho con un poco de creatividad. La mayoría de estos obsequios serán percibidos como algo digno de ser guardado, se utilizarán con cierta frecuencia y permitirán que nuestra empresa esté presente para nuestro público en muchas ocasiones. 

6. Cajas de regalo personalizadas.

Si es un regalo muy especial, envolverlo en papel puede ser poco oportuno. El papel, plegado y pegado de la forma correcta, puede utilizarse para crear cajas a la medida del objeto que quieres regalar.

Si, además, la caja está impresa con un diseño personalizado, el impacto es mucho mayor. Este formato implica algo más de trabajo artesanal para su producción, pero ofrece el mayor nivel de calidad de imagen y mejora muchísimo el valor percibido sobre el producto que ha sido regalado en ella.

¿Has descubierto algo nuevo que no conocías? ¿Te hemos ayudado con alguna idea para el próximo regalo que vas a hacer?

¿Te han gustado estas ideas? Te invitamos a que visites nuestra página en Facebook para que puedas estar al tanto de las nuevas sugerencias que vayamos compartiendo.

¿Quieres utilizar algunas de estas técnicas en tus próximos regalos? Tenemos una página especializada en nuestra tienda online dedicada a la personalización de regalos.